Home  << art+e                                           

EL ROMÁNICO EXTERNO

LA PIEL DEL DIABLO, O EL LUGAR DESDE EL QUE NOS ACECHA ANTE LA PUERTA DEL CIELO

 

 


Me permito aclarar el término de "externo", teniendo en cuenta que románico románico en general, y en precisión, se llaman a los templos de tipo románico y zonas anejas. A veces algún erudito inserta como "románico"  a este ese o aquél códice, aunque generalmente es aceptado como arte medieval, algún códice podría estar en el ámbito románico, así mismo una capilla puede ser románica dentro de un castillo considerado medieval. Lo uno no incluye a lo otro, sino que durante siglos conviven, aunque actualmente se considera lo románico dentro de lo medieval, e incluso como el anuncio de la salida de lo medieval.

Un templo románico, además de por sus atributos arquitectónicos, es aquel que cumple estrictamente con los concilios medievales aunadores doctrinalmente de la fe cristiana, al menos estructuralmente. El principal concilio que nos importa a este respecto es: el Segundo Concilio de Nicea en el Año 787. Este concilio es producto del auge del Islam por todo oriente, sobre todo durante el siglo VIII, y que como resultado obtienen sincronías con los iconoclastas, insurgentes ya, que rechazaban y negaban la legitimidad de las imágenes y de su culto. En este concilio se elige la confrontación directa. Se da por hecho la legitimidad de las representaciones y su culto, y por herejía el negarlo. Pero también se dan normas que los concilios regionales amplían de facto sobre lo santo, lo sagrado, o lo repudiable por pecador. Santo es José, y los discípulos de Jesús. Sacro o sagrado es La virgen y Jesús niño o cualquier otra representación de Jesús, Dios o, aún raramente también el espíritu santo. Lo sacro es adorable, lo santo es venerable. Estas estrictas reglas atadas, adoctrinadoras, son el eje clarificador en occidente.  Los portadores, Benedictinos sobre todo los de la regla clunyacense (monjes negros), mas tarde los Bernardinos, regla cistercienses (monjes blancos), a quienes aún más tarde se unen Los franciscanos, órdenes que atesoraron y transmitieron conocimiento en un período de tinieblas casi total, así mismo cumplieron la misión de reunir capital, únicos capaces de levantar iglesias dentro de un ámbito de dominio, y con un consenso general, aparte de los señoríos feudales, quienes concedían a unos u otros su permiso.

¿y, como los hacían?

"Un templo románico (no sólo románico) tiene el ábside orientado hacia el este, de forma que el eje longitudinal de la nave central recorra la dirección oeste-este. La entrada principal del templo suele estar (aunque no siempre) en el punto opuesto: en el oeste, donde se encuentra la fachada principal que recibirá los dorados y últimos rayos del día. Cuando el fiel entra en el templo, va de las tinieblas a la luz. La simbología, además de adecuadísima es preciosa. El punto más importante del templo, el altar en el que todo converge, está al este del edificio, en el centro bañado por la primera luz de la mañana que entra por la ventana central del ábside. El paso de los fieles desde la entrada hacia el altar es símbolo del paso de las tinieblas a la luz."

Fuera están las tinieblas, dentro, el cielo, y el pórtico, algo generalmente aceptado y explicado en todos los tratados sobre románico, es la puerta a ese cielo.

Y, lo que no está en el pórtico, ¿qué es?,. .. ¿Y el resto, o sea la estructura de la iglesia en si?. y, ¿porqué hay tantas escenas de sexo en el exterior?. Se practica en nuestro tiempo un Perogrullo para explicarlo, dando la situación de merma continua de la población por guerras, y epidemias, y se escribe, que se incitaba a la población a reproducirse. La Religión católica, (y todas), incitan a procrear no solo en el medievo, pero aspira a regular desde los primeros escritos, las relaciones.

Una segunda línea de explicación, propone que refleja una actividad normal local, festiva cuaresmal, más o menos el carnaval en la edad media, obviamente esta línea es capaz de explicar gran parte de las representaciones, algunas únicas de una iglesia como Cervatos,  pero no todas, y sobre todo, ninguna de las principales similitudes, de las que se repiten de una u otra manera por Europa, tampoco puede explicar la mayoría de los canecillos y capiteles externos de Frómista, y ninguno de las escenas de interiores.  Puede explicar un románico muy elaborado con guión, de una parte del arco, como el de Uncastillo pero el resto del arco #, no. Lo dan como adornos, como en el arco interno de la catedral de Oviedo #, no encuentran semejanza con las mermaid de toda Europa.

La linea más moderna actual, sostiene de manera general, que forman en su conjunto un amuleto, en lo que se convierte la iglesia. La palabra amuleto tiene cierta similitud con muleta, que es en lo que se sustenta esta afirmación, porque no "amuleta", contra muchos de los males que soportaban en la edad media, la gente del común, que lo raro es que no aparezcan representados, ni siquiera como consecuencia teológica medieval de ellos: mala cosecha, hambre, peste... y sí, solo en lo concerniente a pecados.

El diablo, existe según los concilios, y debe ser representado para que los feligreses sepan "qué es",  y cuándo están siendo "tentados" por él, y a dónde deben dirigirse y a quién, (se supone). Veámosle: #, En la actualidad esa representación puede ser la más común, pero entonces no lo era tanto. Veamos otras imágenes del diablo:   #, #, #, # , #,  para este caso toma la forma de la mermaid, lamia, sirene o sirena #, arrulladora que nos incita al pecado ofreciéndose abiertamente, # ,#, #, #  y aún de la finura del románico de la escultura italiana, al burdo  románico inglés e Irlandés con la Sheela Na Gig, como eje longitudinal, o, al Alemán francés y español como eje trasversal, es demasiado reconocible el motivo, desde muy antiguo # #. Luego pareciera que los canteros no labraron libremente, sino que seguían cánones perfectamente establecidos, que se mantuvieron en el tiempo. ¿Esto es así?, ¿Se repite como el pantocrátor en el interior, y en la portada?; Veamos: #, # , # , # , #, #, la ambivalencia hombre mujer del mal, (1,2;1,2 ) donde éste se nos ofrecerá según nuestras debilidades, parecen querernos decir.  También nos abraza #, #, #, #, #,  se exhibe, #, #, #, #, aún más que abiertamente #, #, #,. Como en un trono aparecerá #, flanqueada por algún otro diablo # que lo anuncia, estando representado como lujuriosa antivirgen. En contra de quien aparece representada pisando la serpiente, (Nuestra señora la Virgen, tenemos que entender ya en contra de la representación de las diosas prehistóricas terrenas, y antiguas, Ceres, Isis, Cibeles,  que amamantan la vida en la tierra, y que hasta el siglo V, sus ritos convivieron junto a los ritos cristianos, y desde Justiano en adelante, se empiezan a perseguir y prohibir, no sería sorprendente, que sobrevivieran algunos en las zonas más apartadas durante la edad media, por ello fueron representadas ahora lujuriosas, convertidas en el diablo, el cual aparece con serpientes que se las cuelga de sus pechos y, o, de su pene, y se introducen en su vulva, algunas de estas representaciones amamantan sapos # , # , y tortugas, pero sobre todo serpientes que la sorben, #, #, #, #, #, #, #, #, #, #, #, # , #, # , #, #, #, #, #, #, #, La misma imagen puede servir también para identificar, la lujuria y el castigo de la lujuria #.

El ángel caído tiene y practica mucho sexo, y nos tienta. #, #,

Es representado abiertamente en el exterior, a su lado aparecen una gran variedad de vigilantes y fieros animales que guardan la puerta, que muerden y devoran a los pecadores, # y marcan los límites del bien de los dominios del diablo, en las tinieblas, o justo en los márgenes del pórtico, y, alguna vez, en cantidades menores, encubiertamente, en zonas raras para la vista #, o, abiertamente #, en el interior.

La gran variedad de posturas y situaciones parece corresponder a un fructífero desarrollo de los artistas canteros, pero el tiempo principalmente, y los párrocos arrojados en la contrarreforma ayudan a que equivoquemos la interpretación. Así mismo desde lo tiempos más remotos, vino a liar la cosa el imponerse la línea pablista. Pablo de tarso en su carta a los Gálatas donde dijo una larga lista: "Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, disolución, Idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, Envidias, homicidios, borracheras, comilonas, y cosas semejantes a éstas". Hago hincapié, en el .."y cosas semejantes a éstas", que explicaría muchas de las figuras únicas de muchas iglesias, que quizás no eran fruto de la imaginación del cantero, sino de alguna actitud observada por los monjes por la zona, (y en los monjes), que les cabía en el "...y cosas semejantes a éstas"  Por lo que no les queda más remedio que hacer pedagogía explicativa de síntomas,  causas y  efectos. Perfectamente resumido, aún, queda alguna en los códices con nombres pelos y señales  #, pero en el exterior, ya sin los colores y con muchas faltas, resulta imposible identificar las correspondencias y sus nombres propios: Lucifer con la Soberbia, Mammon con la Avaricia, Asmodeo con la Lujuria, Leviatán con la Envidia, Beelzebub con la Gula, Satanás con la Ira,  Belphegor con la Pereza, los 7 u 8 pecados capitales, recogidos con sus correspondientes demonios en las escrituras.  Hasta que el cielo, el purgatorio, y el infierno, queden estructurados armoniosamente por Dante en la Divina comedia, y esto se transmita, esta manera popular de exposición, era la generalmente impuesta, repitiéndose desde oriente a occidente. Independientemente del diablo que tocase, ya difícilmente interpretable, por lo dicho. Todos ellos de manera general tienen unas posiciones obscenas, lascivas, oferentes, y pecaminosas en el sentido estricto de la iglesia, y sin embargo están allí en las mismas iglesias, están allí porque como hemos dicho era el sitio desde donde se explicaba pedagógicamente a través de la vista.
 

+ imágenes de Románico Español  , Cervatos , Cervatos  Románico Francés  ,  Románico Europeo +

Home  << art+e